QUÉ ES EL LOHAN QI GONG o 18 manos de Buda:

LOHAN o LUOHAN es un término Chino utilizado para referirse a un Buda o practicante espiritual que ha alcanzado la realización. Estos ejercicios están basados según cuenta la tradición, en las prácticas que Bodhidharma (S. VI d.c., patriarca del budismo Zen) enseñara a los monjes del templo de Shaolin, con el fin de mejorar su salud y para ayudarles a mantener sus cuerpos fuertes y flexibles tras largos periodos de meditación.

Con este Chi Kung ancestral de las 18 manos de Buda activaremos todas las articulaciones del cuerpo, desde las manos hasta los pies, pero sobre todo la columna, lo que nos aporta una gran movilidad y flexibilidad a cualquier edad.

Mediante giros, torsiones y compresiones, los movimientos estimulan la función de los órganos, mientras el diafragma ejerce un masaje profundo sobre los mismos en las fases de inspiración y exhalación.

Los beneficios al ejercitar estos ejercicios son el fortalecimiento del cuerpo, serenar el espíritu, equilibrar la energía, promoviendo el rejuvenecimiento y la longevidad.

Las 18 manos de Luohan (Buda) Chi Kung

$7.500
Las 18 manos de Luohan (Buda) Chi Kung $7.500

QUÉ ES EL LOHAN QI GONG o 18 manos de Buda:

LOHAN o LUOHAN es un término Chino utilizado para referirse a un Buda o practicante espiritual que ha alcanzado la realización. Estos ejercicios están basados según cuenta la tradición, en las prácticas que Bodhidharma (S. VI d.c., patriarca del budismo Zen) enseñara a los monjes del templo de Shaolin, con el fin de mejorar su salud y para ayudarles a mantener sus cuerpos fuertes y flexibles tras largos periodos de meditación.

Con este Chi Kung ancestral de las 18 manos de Buda activaremos todas las articulaciones del cuerpo, desde las manos hasta los pies, pero sobre todo la columna, lo que nos aporta una gran movilidad y flexibilidad a cualquier edad.

Mediante giros, torsiones y compresiones, los movimientos estimulan la función de los órganos, mientras el diafragma ejerce un masaje profundo sobre los mismos en las fases de inspiración y exhalación.

Los beneficios al ejercitar estos ejercicios son el fortalecimiento del cuerpo, serenar el espíritu, equilibrar la energía, promoviendo el rejuvenecimiento y la longevidad.